Conoce cómo preferir un cuidador de bebés perfecto para ti

Así sea que te vayas por un centro de cuidado de niños formal, una kindergarten familiar o la carga en el hogar, existen algunas cosas básicas que debieras estar al tanto e empecinarse. Para ayudarte a tomar esta resolución tan importante, hemos hablado con madres y otros especialistas que han estado en las trincheras del cuidado de niños. Acá existen algunas maneras de estimar una opción de cuidado de niños:

Mira hacia debajo. En el tiempo que visites un sitio potencial, pon bastante atención a la forma en que el personal interacciona con los pequeños. Idealmente, un cancerbero ha de estar en el piso jugando con los pequeños o manteniendo uno en sus brazos. En sus iniciales años, los bebés necesitan relaciones cercanas, amorosas e interactivas con los adultos para progresar. Es por eso con lo que es fundamentalmente esencial que los primeros cuidadores de bebés sean cálidos y atentos, y que incluso en la vigilancia grupal, los bebés y los niños más grandes reciban una dosificación beneficiosa de uno a uno. (Aun los estados individuales establecen sus tasas de personal para las instalaciones de cuidado para bebés, la Academia Estadounidense de Pediatría recomienda específicamente un porcentaje de un mayor por cada tres bebés inclusive los 2 años de edad).
Busca gente comprometida. Los bebés necesitan cuidado insistente y predecible. Les apoya a formar un vínculo segura con sus cuidadores. Si estás buscando una niñera para la casa, pide que el sujeto que estás considerando obtenga un contrato de un año para la tarea. Si estás base un centro, conoce cuánto tiempo han estado trabajando en el sitio los cuidadores actuales y la cantidad de rotación que experimenta el centro.
Haz una confrontación de políticas. Averigua si comparten filosofías de educación de los hijos referente a temas como la disciplina (¿los cuidadores utilizan tiempos de castigo, regaños?); televisión (¿El televisor está prendido todo el día o bien se emplea con moderación, si es que lo emplean?); nutrición (¿qué bocadillos o bien bebidas se dan para bebés mayores? ¿usan papillas como gerber o si se necesitas incluir papillas desde la casa); durmiendo (¿Cuándo se ofrecen siestas? ¿Cómo se duermen los bebés que no se quieren dormir?); Etcétera. Cuestióna sobre la política de pequeños enfermos (¿Qué sintomatología impiden que un chiquillo asista?). Asimismo pregunta si hay un plan de respaldo si el proveedor de cuidado pueril familiar o bien la niñera en el hogar se enferma y no pueden trabajar. Cuantas más preguntas hagas al comienzo, es menos creíble que te sientas desapaciblemente sorprendido después.
Ven y espía. Sin duda las sugerencias de boca en boca de otros progenitores o recursos confiables son esenciales, deberías de buscar un lugar para que tu mismo determines si cumple con tus necesidades. Por supuesto, cualquiera ámbito de cuidado para bebés requiere sostenerse limpio, a prueba de pequeños y bien pertrechado de libros y juguetes resistentes que sean apropiados para su edad. Otras cuestiones a considerar son: en el tiempo que los pequeños más grandes comparten el espacio, los jugueticos con partes pequeñas (peligros de disnea) deben mantenerse alejados de los bebés más pequeños. Idealmente, los bebés tendrían que tener su propia circunscripción en que los niños mayores no los van a estar demasiado. Una habitación o bien área separada dedicada únicamente a columpios y juegos puede parecer atractiva a primera vista, pero ten presente que los bebés en desarrollo precisan mucho tiempo de piso para desarrollar y robustecer sus músculos. Si es posible, considera visitar exactamente los mismos centros en diferentes momentos del día para tener una idea de cómo el personal interacciona con los pequeños y cuál es la rutina. Posiblemente desees estimar aparecer súbitamente varias veces después de anotar a tu hijo, solo para ver cómo van las cosas. En ocasiones, las visitas afirmarán que el lugar es apropiado para ti mas a veces serán una verdadera confidencia.
Prosigue hablando. Hasta el momento en que tu nene pueda charlar, va a depender de lo que el niñero te reporte sobre el día de tu hijo. Cerciórate de que puedan comunicarse de forma cómoda el uno con el otro. En el momento que entregues por vez primera a tu hijo por la mañana, debes decirle al cancerbero cómo durmió tu pequeño la noche anterior, si estás saliendo a la dentición y si desayunó. Al final del día, desearás saber información similar, como la cantidad de pañales que tuvo que emplear, cuándo durmió el descanso y si parecía contento por norma general. Continuamente es mejor hablar con el cuidador en mujer. Si eso no es probable, pregúntale si hay un itinerario conveniente para llamar, quizás en el momento de el reposo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s