Reglas para una mamá sin experiencia

El periodo de posparto empieza después del alumbramiento y concluye cuando el cuerpo de la madre prácticamente ha vuelto a su estado preliminar al embarazo. Este periodo en general dura de seis a ocho semanas.
El período posparto implica a la madre avanzando a través de muchos cambios, tanto sensibles como físicos, mientras aprende a lidiar con todos los cambios y ajustes precisos para convertirse en una nueva madre. El período posparto además implica a los papás que están aprendiendo a cuidar de su recién nacido y a aplicarse a funcionar como una unidad familiar cambiada.
Una madre necesita procurarse a sí para recobrar su fortaleza. Necesitará mucho descanso, buena alimentación y ayuda mientras las primeras semanas.
Descanso
Todos los papás nuevos pronto aprenden que los bebés tienen diversos relojes que los grandes. Un bebé común se despierta cada 3 horas y necesita ser alimentado, cambiado y consolado. Básicamente si este es su primer nene, los progenitores, particularmente la madre, pueden sentirse abrumados por la fatiga. Evidentemente posiblemente mientras varios meses no vuelva a pasar un sueño completo de ocho horas, las próximas sugerencias también pueden ser eficacez para hallar formas de descansar más ahorita.
Al principio, una madre necesita ser relevada de todas las obligaciones aparte de alimentar al baby y administrar de sí misma.
Duerme en el momento que el nene duerme. Esto tiene la capacidad de tomar solo unos cuantos minutos de reposo múltiples veces al día, mas estos minutos pueden sumarse.
Ahorra pasos y optimiza el tiempo. Ten la cama del bebé no muy lejos de la tuya para amamantar por la noche.
Muchos nuevos progenitores gozan las visitas de amigos y familiares, mas las nuevas madres no tendrían que sentirse obligadas a atender a los invitados. Siéntete libre de excusarte para tomar una siesta o para amamantar a tu pequeño.
Camina por unos minutos diariamente. Puedes empezar a dar un paso y hacer ejercicios de posparto, depende lo recomiende tu pediatra.
Tras las primeras dos o tres semanas, presentale un biberón a los bebés amamantados para una alimentación nocturna casual. Así, alguien más puede alimentar al niño, y tu puedes tener un periodo más largo de sueño corrido.
Alimentación
La figura de una madre ha experimentado una serie de cambios durante el embarazo, tal como con el alumbramiento de su bebé. La mamá precisa convalecer y recuperarse del embarazo y el parto. Además del descanso, todas y cada una de las madres precisan sostener una dieta beneficioso para promover la cicatrización y la restauración.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s